Ajuntament de Monistrol de Montserrat

Dijous, 29 de Juny de 2017
Dades meteorològiques     
Màxima -ºC   Mínima -ºC   Informació meteorològica
Cercador Accessibilitat Mapa web Adreces Contacte
Vista general


Oficines Municipals

Horari d'atenció al públic:
De dilluns a divendres de 8h a 15h
Els dijous de 16,30h a 19,30h
Del 15 de juny al 15 de setembre:
de dilluns a divendres de 8h a 14h (Horari d'estiu).

Pl. de la Font Gran, 2
08691 Monistrol de Montserrat

T. 93 835 00 11
F. 93 828 41 63
NOTÍCIES  

Chaucer en Montserrat

30/01/2006Jesús L. Serrano Reyes acaba de publicar una muy lograda versión en prosa de distintos poemas de Geoffrey Chaucer bajo del título de El Parlamento de las aves y otras visiones del sueño (Siruela). Una de esas visiones se contiene en el poema, compuesto hacia 1380, llamado La Casa de la Fama,una narración fabulosa en la que el autor se ve transportado por un águila hasta lo alto de una montaña inexpugnable en la que se halla una imponente mansión, que contrasta con la Casa de los Rumores, y que recoge todo lo que lleva dicho la voz humana, y cuyas columnas son sostenidas por los grandes sabios que en el mundo han sido.

Serrano, que presta especial atención a las cuestiones relacionadas con España, no pasa por alto que la Casa de la Fama se sitúe en la cima de una roca tan enorme "que en España no hay otra más alta"; y considerando la descripción de la forma, color y aspecto de esta cumbre, y los versos que dicen que allí vio "las trompetas de Catalunya y Aragón que fueron famosas en su tiempo", escribe: "Si las palabras se pueden convertir en imágenes y el lector conoce el monasterio de Montserrat y algo de la historia de Catalunya y sus costumbres, perfectamente puede leer una buena parte del tercer libro de La Casa de la Fama visualizando imágenes de ese entorno y contexto".

La anotación es de lo más sugestivo. Chaucer, como es sabido, intervino en diversas misiones diplomáticas al servicio de la monarquía inglesa, y hay quien piensa que fue un activo agente secreto de la corona (inaugurando tal vez una larga relación entre la literatura y el espionaje, muy británica). Es seguro que en una de esas embajadas estuvo en Navarra, aunque nada se opone a suponer que la intervención inglesa en auxilio de Pedro I contra su hermano Enrique de Trastámara llevara al escritor a visitar otras cortes, como la de Pere el Cerimoniós, aun a falta de documento concluyente que lo pruebe. Serrano recuerda que en 1366 una legación inglesa fue recibida por el rey aragonés en Barcelona. Una visita a Montserrat, coincidiendo con su estancia en la ciudad, no hubiera extrañado a nadie.

La montaña era entonces ya muy famosa tanto como centro de devoción, vinculado al camino de Santiago, como por su particular orografía, y objeto de atención literaria fuera de nuestras fronteras. El escritor francés Jean d´Arras, por ejemplo, que había visitado la corte barcelonesa en un tiempo en que las cosas de Francia gozaban aquí de un alto prestigio, compuso en 1393 una novela muy fantasiosa, en la que se refleja el conocimiento directo de Catalunya: Melusina o la noble historia de Lusignan.

Hacia el final de esta extensa obra, el conde Raymond decide pasar sus últimos años de vida en calidad de ermitaño en Montserrat. Después de visitar y admirar el monasterio, pide por el abad, cuyo permiso necesita para edificar su iglesia, y le indican que debe ir a saludarlo a un pueblo de su jurisdicción, que se halla a los pies del santuario, y al que "l´appelle on Quillebaston", esto es Collbató. El miedo que pasó el buen conde descendiendo por unas laderas abruptas, guiado por un sirviente, con la ayuda de escalas en algunos tramos, y con el alma en vilo casi en todos, ocupa al autor hasta dejar a los intrépidos excursionistas sanos y salvos y muy impresionados donde estaba el abad. ¿Por qué no pudo impresionar también una montaña "que brillaba como aluminio cristalizado" a un escritor inglés?

Publicat a: La Vanguardia Edició Digital (28/01/2006)


  tancar històric  

Diputació de Barcelona